En ABA Seguros sabemos que todas las partes de un Auto son importantes pero en este articulo hablaremos sobre el Radiador y su funcionamiento.

El Radiador del Auto, al igual que la bomba de agua, es un elemento que forma parte del sistema de refrigeración del vehículo, pues su principal misión es la de evitar que se produzcan sobrecalentamientos en el motor para que éste trabaje de manera óptima a cualquier nivel y ofrezca el máximo rendimiento.

Por lo general, el Radiador está formado por un grupo de tubos de cobre que están situados espaciadamente y en paralelo. Estos tubos están dotados también con un sistema de aletas que permite ampliar la superficie a través de la cual se disipa el calor.

Funcionamiento del Radiador

El funcionamiento de los tubos (también llamados haces) reciben el refrigerante caliente que proviene del motor a través del tanque situado en la parte superior, y éste se enfría mediante el aire que proviene de las aletas, y es empujado a través del ventilador. Después, una vez frió, el refrigerante regresa a su lugar a través del tanque inferior del radiador.

Para que todo este proceso se lleve a cabo con éxito y el rendimiento del motor sea óptimo, será imprescindible que el circuito de refrigeración esté lleno. Lo más recomendable es que se haga con una mezcla de agua y refrigerante, aunque si en algún momento se percibe que el nivel es bajo, siempre podemos añadir un poco más de agua, teniendo en cuenta que el punto de ebullición del agua es mucho más bajo que el del refrigerante.

Lo ideal para que un Radiador se mantenga en buen estado es que se encuentre limpio y que no se acumulen excesos de suciedad en el interior, ya que de los contrario podría disminuir su rendimiento y afectar al funcionamiento del motor, puesto que se produciría un aumento de la temperatura que podría ocasionar imperfecciones en la culata.

Para conservar el radiador en buen estado durante más tiempo es posible realizar limpiezas internas, siempre y cuando éstas se realicen con sumo cuidado puesto que de cualquier otra forma podría quedar inservible, lo cual haría imprescindible su sustitución.

Las principales averías que suelen aparecer en un radiador son:

  • Pérdidas de agua
  • Las rejillas del radiador están obstruidas
  • Existen desperfectos en el radiador producidos por un golpe
  • El termostato está averiado
  • El termocontacto del radiador se ha estropeado
  • El ventilador del radiador no funciona
  • La bomba de agua tiene las aspas rotas
  • El eje de la bomba de agua se ha paralizado
  • Hay problemas de obstrucción en el circuito de agua del motor
  • Sistema de refrigeración de un vehículo

Consejos para evitar el sobrecalentamiento del motor:

Para que un motor no exceda la temperatura máxima, la principal recomendación es controlarla. Para ello, deberemos de fijarnos en si desde el cuadro de mandos se ilumina el testigo luminoso de temperatura o si éste sobrepasa con frecuencia los 70 u 80 grados, pues sería un síntoma de que algo no está funcionando correctamente en el sistema de refrigeración del motor.

Pasos para limpiar el Radiador:

  • Asegúrate que el motor este frió
  • Levanta la parte delantera del auto
  • Localiza el Radiador
  • Asegúrate que el radiador funcione correctamente
  • Acomoda en el centro la bandeja de drenaje por debajo de la válvula de drenaje del radiador (también conocida como “llave de purga”).
  • Drena el radiador sacando la llave de purga
  • Lava el radiador con agua
  • Añade nuevo refrigerante
  • Purga el radiador dejando la tapa abierta (para evitar la acumulación de presión) y arranca el vehículo.

 

En ABA Seguros sabemos que esta es informacion es muy importante para evitar que tu vehículo se averié y te quedes parado a medio camino.